A todos aquellos que han tenido la oportunidad de visitar la Basílica de Guadalupe y pasar por el pasillo eléctrico debajo de la tilma de San Juan Diego, el obispo axiliar de Denver, monseñor Jorge Rodríguez les dijo:Les apuesto que han tenido la misma experiencia que me pasa a mí: cuando estás justo debajo de la imagen y la miras, te vienen ganas de llorar, te llena una emoción muy fuerte”.

Preguntémonos por qué nos pasa esto”, dijo el Prelado. “La emoción y las ganas de llorar son del tipo que uno siente por su propia mamá. Son sentimientos muy fuertes que uno no tiene por cualquier persona”.

El obispo Rodríguez presidió la Misa en honor a “La Lupita” en las vísperas de su fiesta, el pasado 11 de diciembre a las 11 p.m. en la parroquia – santuario Our Lady of Guadalupe, en el que centenares de fieles llegaron para rendirle un homenaje a la patrona de las Américas y esperar a que dieran las 12 a.m para recibir el día de esta advocación mariana con mariachis y el tradicional canto de Las Mañanitas. Leer mas